sábado, 17 de febrero de 2007

en mi lenguaje arcáico















Nací de tu entraña
patria de maíz.

Llevo en mi corteza de humilde paisano,
tu piel bronceada por un sol Maya,

me tosté bajo tu cielo...
y mitigué mi cansancio Palineco
bajo la sombra de una Ceiba.

Y emané de mi sudor:
olor de piedra poma
y de archipiélagos de flor de café,
de jocotes y de Zapotes,
aroma de gingِíbre y tamarindo,
de colonias y autobuses,
de lodazales y de mimbres.

Tú... mi tierra,
mi arrebol de barro curtido,
de tinajas y de pocillos,
de aguacates y chocolate batido,
de rábanos y de cóles
de calles de polvo y barriletes,
de ponchos, petates y de cortes surcídos.

Tú mi entraña, mi sabor de indita
mi tierra, mi sabor de cusha,
de chuchitos y de enchiladas.

Yo, tu paisano extranjero,
que ingiere comida rápida
o dijera comida que rápidamente me digiere?

Es como vivir apresuradamente
o exisitir sin dejar huella?
O dijera mejor...
que pisa con huellas de miltomate
recordando La Reformita,
Las playas de Champerico,
y el vaso de atol y las tostadas
y las calles de San Lucas.

( aquí no hay día especial)
y las aldeas, se disfrazan de campamentos gringos.

Ayer salté el hilo que me unió a tí,
y rompí el encanto del monolito,
y del Achiguate, del Tacaná...
del perejil y de los tamáles,
del escabeche y de los tumultos.
e hice chico al Tajumúlco.

Ah!
y partí en dos a Amatitlán.

Dejé pirámides atrás...
dejé Jaguar, dejé intacto al Quetzál...
dejé que corriera el Usumacinta
como siempre lo hace,
y decidí... que si se desborda el Motagua
es porque falta cauce
y sobra mucha naturaleza ( o sea agua )
y si el Pacáya explota
es porque renueva sus faldas
cuando la tierra fértil se agota.

Dejé y sin un solo reproche de dolor
que las arcas de Izabal
las vacien turistas con sus pupilas ensanchadas
de estupor.

Así es te dejé intacta o te desconocí
nunca lo planeé,
(me oculto ahora en la idea de un niño,
como cuando nací )

pero...hay más:

Renuncié a mi nombre natal, y a ese apelativo de raza
y adopté este literal y ya USA-do por muchos:
me explico?

Yo... tu hombre de tuza y Maíz,
de chiribiscos y de flores de Izote,
de mazapán y de adobe.
Me perdonas?
yo aún soy tu hijo y llevo tu linaje.

Y para tu consuelo y el mío,
Nadie... puede despojarme de esa corona.


De moines, Iowa

5 comentarios:

Felicidad Segurado dijo...

Jose!, enhorabuena por este pedazo de tierra que crece en tu espacio, esa luz que moldeas en tus escritos con sabor a patria, con acento de "chapines"...con melodia de caña y marimba , ahora de acento GRINGO y quizás cosmopolita, pero sin dejar el recuerdo de una caricia fresca y sencilla de MADRE MAYA...orgullo de patria mi querido y maravilloso Guatemalteco!, un beso...no mejor mil de ellos.

Xinca dijo...

¡Que bonito Jose! NO sabes la alegria y el gusto que me ha dado encontrarte este rincon.

Yo respiro a Guatemala de tus letras, y bajo mis pies la abrazo.

Gracias por dejar al mundo sus aires sueltos.

Un abrazo y mis cariños chapines, para ti, hombre de bosques.

Jose Joel Rios dijo...

Gracias Xinca,(Sidel) por tu hermoso y reconfortante comentario.
Yo respiro tus
huellas y por ende:
a tu Guatemala y la mía.

Si estamos donde el mundo y la suerte nos ha puesto: "bendita sea la geografía"
Más si estamos, donde la escritura y la critica nos prolonga o nos ejecuta, bendita sea: la poesía.

Un abrazo por siempre, Sidel.

Ali dijo...

"...de lodazales y de mimbres.."Cada frase destila el cariño que sientes por tus raíces.- Si bien hay términos que no conozco por la grandiosidad de la lengua castellana, igual siento que esa patria perdona y recibe con los brazos siempre abiertos a su hijo de "..mazapán y de adobe.."
Es un privilegio poder leer este poema y agradezco que lo compartas.-
Saludos, Alicia.-

Alicia Soria Tanos dijo...

José: fantástico encontrarte te felicito y vaya un saludo argentino.